viernes, 7 de diciembre de 2012

¿SALUD O FRAUDE?

EL ENGAÑO DE LAS COMPAÑÍAS FARMACÉUTICAS

Este artículo trata acerca de la experimentación con hombres, mujeres y niños del Tercer mundo para curar a los que viven en los países desarrollados. Esto es lo que cada año realizan centenares de farmacéuticas estadounidenses, según un informe publicado por la universidad de Duke, en el que se denuncia que al menos un tercio de los medicamentos infantiles comercializados en Estados Unidos son probados antes en países subdesarrollados, fundamentalmente africanos.












Estados Unidos afirma que incluso en estos países las pruebas de fármacos en personas están sometidas a estrictos protocolos. Pero como dice el farmacéutico pakistaní Nabeel Ghayu: "Es muy fácil conseguir el visto bueno de las autoridades locales en países subdesarrollados, donde hay corrupción. Y casi todo el mundo está dispuesto a firmar lo que sea por un puñado de dólares". También la falta de formación de los participantes puede crear problemas de comunicación. Por ejemplo muchos pacientes tratados con placebos creen en realidad que reciben una medicación real.
Otro gran problema se produce al publicarse los resultados del estudio. Es entonces cuando en muchos casos, las famarcéuticas abandonan a su suerte a los pacientes que en lo general no suelen tener acceso al medicamento que ellos mismos han ayudado a desarrollar y que posiblemente ni siquiera se comercialice en su país. Por esta razón la Universidad de Duke propone que se aumente el número de estudios que son publicados anualmente, ya que se publican menos de la mitad.

EL PROBLEMA DE EXPERIMENTAR MEDICAMENTOS SIN CONOCER SUS EFECTOS

El desarrollo de nuevos medicamentos requiere necesariamente de la experimentación en seres humanos. Las dificultades que esto está encontrando en el mundo occidental, ha llevado a que las empresas y los investigadores médicos, busquen realizar estos ensayos en la población de países subdesarrollados, donde las restricciones éticas no se consideran o son escasamente controladas.
Más de un tercio de los ensayos publicados bajo la norma de 1997 llamada "Pediatric Exclusivity Provision" se realizó por lo menos en parte en los países en desarrollo o en naciones en transición, como Uganda o India.
La urgente necesidad de nuevas drogas hace indispensable la experimentación tanto en animales, como también en seres humanos. Los procedimientos de investigación generalmente se inician con animales de laboratorio que son sometidos a diversas condiciones experimentales. Dentro de la metódica, para su potencial aplicación en el Hombre, en algún momento requiere de investigaciones en seres humanos. Así por ejemplo, si una droga resulta positiva en animales y no tiene toxicidad, el próximo paso es ensayarla en seres humanos. Los mismo sucede con alguna vacuna nueva o con algún procedimiento quirúrgico. El paso a la investigación con seres humanos requiere de muchas etapas previas que aseguren o minimicen cualquier riesgo, lo que es caro y muy lento.
En el mundo occidental, están perfectamente establecidas por los organismos controladores, y se siguen estrictamente. Sin embargo, con cierta frecuencia sucede que no todas estas precauciones se toman, y han sido varias las ocasiones en que se ha sometido a seres humanos a riesgos que incluso muchas veces están reñidos con los más elementales principios éticos.
Pero lo que aún es más grave, es que muchas veces los seres humanos han sido tomados como verdaderos conejillos de indias, causándoles daños directos y premeditados. Después de la Segunda Guerra Mundial se elaboró lo que se ha llamado "El Código de Núremberg". En el cual se especifican los principios éticos que necesariamente deberán seguirse cada vez que seres humanos formen parte experimental en un proceso de investigación científica.
Entre sus exigencias está el consentimiento voluntario e informado por parte de aquellos sujetos que van a formar parte de una investigación. Ello quiere decir que no basta solo con el consentimientos, sino que el sujeto debe ser adecuadamente informado de qué se va a hacer y cuáles son los riesgos que se toma con la experimentación.
Es evidente que en el mundo occidental, se ha tratado de tomar todas las precauciones necesarias para no transgredir la ética y los derechos de las personas. Más aún, si como consecuencia de estos ensayos, aparecen efectos dañinos no deseados, las personas afectadas pueden acudir a las instancias judiciales respectivas para su indemnización. Pero todo esto ha complicado las cosas para la industria farmacéutica, y al mismo tiempo ha prolongado los tiempos y costos de los estudios. Es por ello que en los últimos años se ha notado un incremento de este tipo de investigaciones en países subdesarrollados, donde estas medidas precautorias pueden obviarse, y por otra parte si ocurre algún daño a las personas, la empesa o los investigadores no responden de ello.

QUÉ ESTÁ OCURRIENDO EN EL SUBDESARROLLO?
 En la India, entre los años 1976 y 1988, se ha estado investigando en 1.100 mujeres de edad mediana, algunos aspectos del cáncer cervical (cuello del útero), tratando de individualizar las lesiones pre-cancerosas de él y su posterior evolución. En estas mujeres hindúes de acuerdo al protocolo, no se les administró tratamiento. Posteriormente sesenta de estas mujeres desarrollaron cáncer y en nueve de ellas, el cáncer se extendió por todo el cuerpo.

Casos como este, son comunes en el mundo subdesarrollado. En el caso de la India, debe reconocerse que el Consejo de Investigación Médica ya ha reformado las reglas para este tipo de investigaciones. Sin embargo, también hay que reconocer que en la actualidad son muchas las empresas farmacéuticas e investigadores de universidades de países desarrollados, que están desarrollando ensayos en niños y adultos, que no habrían sido permitidas en los países desarrollados. Así por ejemplo, la urgencia de encontrar una vacuna para el SIDA, ha llevado en la India a investigaciones  de fundamento muy dudoso, como por ejemplo el ensayo de un virus bovino. Esto sin la aprobación de las autoridades médicas locales. En otro ensayo se ha llevado a cabo una técnica de implante en el útero de la mujer, de la droga antimalárica "metaprima", para ensayarla como un método contraceptivo. Lo grave es que según algunos médicos, esta droga puede producir cáncer. La alta incidencia del SIDA en los países de la Región del Sur del Sahara en África, es ideal para el estudio experimental de vacuna, y para estudiar el efecto de drogas en la prevención de esta enfermedad. Con tantas personas infectadas, los investigadores pueden fácilmente juntar una suficiente cantidad de casos, como para que sus análisis estadísticos les proporcionen cifras significativas, que necesitan para posteriormente presentar sus resultados en los organismos de países desarrollados.
Es así como en nueve países africanos, se ha estado comparando el efecto de la droga AXT con placebos para prevenir que madres infectadas con el SIDA, trasmita el virus al hijo. Este tratamiento es eficaz usándolo durante tres meses (antes del embarazo). Pero este tratamiento cuesta 800 dólares para cada caso, por ello se intenta averiguar si se pueden obtener los mismos resultados en menos tiempo. Lo que teóricamente beneficiaría también a los países pobres. Pero durante el desarrollo de este ensayo, se estima que nacerán 1.000 niños de madres sidosas que recibirán el placebo y no la droga, por lo que ellos seguramente se contaminarán con SIDA.
La declaración de Helsinki también señala que las personas que integren algún ensayo, deberán previamente dar su consentimiento informado, lo que significa que deberán conocer y evaluar claramente todos los riesgos que corren. Pero para ello se requiere que estas tengan adecuados conocimientos biológicos y médicos básicos, y que además dominen el significado de la complicada terminología médica. Obviamente ello es difícil de lograr,  aparte que los investigadores naturalmente tratan de convencer al mayor número de personas posibles para complementar sus estudios. Otra de las razones por las que deciden ir a África y demás países subdesarrollados, en las que como ya hemos comentado la gente hace cualquier cosa por un puñado de dólares o un tratamiento que cure su enfermedad.

La vida de Mata Hari: agente doble, mujer fatal

A principios del siglo pasado, se produjo la primera gran guerra que conoció nuestro mundo. Pero a lo largo de dicha guerra también se mant...